Coaching empresarial

Coaching empresarial, life….

¿Qué es el coaching?

De acuerdo con la Federación Internacional de Coaching, el coaching consiste en una relación profesional continuada que ayuda a obtener resultados extraordinarios en la vida, profesión, empresa o negocios de las personas. Mediante el proceso de coaching, el cliente profundiza en su conocimiento, aumenta su rendimiento y mejora su calidad de vida. El cliente elige el tema de conversación mientras el coach escucha y contribuye con observaciones y preguntas. Este método interactivo crea transparencia y motiva al cliente para actuar. El coaching acelera el avance de los objetivos del cliente, al proporcionar mayor enfoque y conciencia de sus posibilidades de elección. Se toma como punto de partida la situación actual del cliente y se centra en qué hacer para llegar a donde le gustaría estar en el futuro, siendo conscientes de que todo resultado depende de la intencionalidad, elecciones y acciones del cliente.

¿Cómo se desarrolla el coaching?

El coaching se desarrolla mediante conversaciones en persona o por teléfono. Durante la sesión el coach está a la total disposición del cliente y le sirve de baremo, contraste, brújula y bitácora para cerciorarse de que se dan los pasos adecuados para conseguir el objetivo acordado.

¿A quién va dirigido el coaching?

A cualquier persona que desee alcanzar la excelencia en su vida personal, laboral o en su empresa. De igual manera que todos los artistas y atletas de élite cuentan con un coach para realmente llegar a la cima, un coach puede ayudarte a alcanzar tus metas y objetivos personales o profesionales. Actualmente existen coaches para muchas disciplinas, aunque en España aún no son muy conocidas.

¿Qué ventajas proporciona el coaching?

El coaching está completamente orientado a la clarificación y a la acción. Esto en sí mismo ya es un beneficio. También tiene un efecto movilizador importante que ayuda a salir de procesos de estancamiento y conseguir alcanzar nuestras metas. También sirve de sistema de apoyo en los cambios y esta es una faceta importantísima, pues cualquier cambio de costumbres, hábitos o comportamientos supone enfrentarse a miedos y rechazos y sin un apoyo sólido, las viejas costumbres vuelven por sí solas.

¿En qué se diferencia un coach de un terapeuta o psicólogo?

Un terapeuta o psicólogo investiga sobre todo el pasado y las motivaciones. Se pregunta “¿por qué?” y suele dedicar su actividad a trabajar con personas con dificultades. Parte de un paradigma de patología más o menos importante. Un coach está orientado hacia el futuro y hacia adelante. Pregunta “qué” y “cómo” y motiva al cliente a moverse y avanzar. Su paradigma es que todos somos personas creativas, con abundantes recursos. Trabaja con personas adaptadas y funcionales y les ayuda a tener resultados y acercarse a la excelencia. Las terapias tienen una función importantísima en el desarrollo humano, pero no tienen la misma orientación que el coaching. El coaching está 100% orientado a objetivos.

Deja un comentario